Acude al cine el día del espectador

Síguenos

cine pantalla

Para los grandes aficionados al cine, las entradas suponen un desembolso cada vez más caro: 6,60 euros por persona pagué la última vez que fui al cine (el precio varía según las comunidades autónomas). Y olvídate de comprar palomitas o Coca-cola. Los precios abusivos que cobran en los cines por ellos te pueden suponer otros 8-9 euros. Así que hay que ir al cine con el estómago lleno o con las gominolas compradas fuera del cine.

Mucho ojo también con comprar las entradas por anticipado a través de ServiCaixa o llamando por teléfono. Antes de hacerlo, es conveniente informarse de cuánto nos van a cobrar adicionalmente por dicha compra. Suelen ser unos 1,20 euros, con lo que la entrada te saldría por 7,80 euros.

Hay que buscar alternativas para que ver una película no deje temblando nuestro bolsillo. La primera es ir al cine el día del espectador, que dependiendo de los cines, puede ser los lunes o los miércoles. Esos días el precio de la entrada baja hasta los 4 euros aproximadamente. Además, el disfrute de la película es mayor puesto que no estás rodeado de gente como los fines de semana.

La segunda posibilidad es esperar unos meses hasta que la película salga en DVD. Por dos euros puedes alquilar la película y disfrutarla tranquilamente desde el sillón de tu casa.

Y por último, algunas cadenas de cine como Cinesa te permiten sacar su tarjeta y conseguir entradas o palomitas gratis si consigues los suficientes puntos, y tienes promociones muy interesantes (en estos momentos puedes sacar tus entradas por 5 euros). Una buena posibilidad si eres habitual de los cines.

Foto | Flickr de Saucef

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios