Especial Ahorro Navidad: cinco pautas para no gastar de más en tus comidas navideñas

Sigue a Ahorro diario

Especial ahorro navidad comidas 1

Comenzamos nuestro Especial Ahorro Navidad hablando de las comidas navideñas, sin duda una de las partidas de gasto más importantes en estas fechas, junto a los regalos y la ropa para las celebraciones. Afortunadamente resulta también una de las más gratificantes, ya que la ocasión de reunir a toda la familia en torno a nuestra mesa merece sin duda un pequeño esfuerzo económico.

Veamos cómo podemos afrontar ese esfuerzo de la manera más llevadera posible, a través de cinco pautas que nos permitirán no gastar de más en nuestras comidas navideñas.

Plantear un presupuesto coherente


Es importante plantearse el presupuesto de gasto en nuestros menús navideños de una forma coherente y realista, sabiendo de verdad cuánto nos vamos a poder gastar y ajustándonos fielmente a esa cantidad. En este sentido resulta de mucha ayuda realizar los pagos en efectivo, o al menos con tarjeta de débito, ya que con la de crédito corremos el riesgo de perdernos y llevarnos un buen susto cuando se acerca el momento de pagar la cuota.

Aunque cada vez son menos frecuentes no olvidemos tener en cuenta además otros factores como los regalos recibidos en forma de cestas navideñas u otras aportaciones, además de los obsequios de los familiares que suelen llegar a casa cargados con botellas de vino, champán y postres, que en muchas ocasiones duplican justamente lo que nosotros ya habíamos comprado con anterioridad.

especial ahorro navidad menus 5

Pensar en platos alternativos, con imaginación


Todos los años asistimos al mismo fénomeno, consistente en ver cómo los productos típicos de estas celebraciones como mariscos, besugo, cordero o cochinillo, ya de por sí poco asequibles, aumentan considerablemente su precio cuando se acercan estas fechas.

Ante ello poco podemos hacer, excepto comprar anticipadamente si queremos seguir a rajatabla la tradición, o enfocar nuestros menús de forma diferente, echando mano de nuestra imaginación y pensando en platos alternativos.

Una buena gallina en pepitoria, en lugar de pato o pularda, o unos solomillos de cerdo o unas costillas historiadas en lugar de los asados tradicionales resultarán igual de suculentos pero sin duda mucho menos gravosos para nuestros maltrechos bolsillos.

Plantéemos pues nuestros menús con ingenio, creatividad y fantasía, teniendo en cuenta siempre además que una presentación cuidada y novedosa resulta sin duda otra de las bazas más importantes con las que podemos jugar en estas ocasiones.

especial ahorro navidad comidas 6

Anticipar las compras y comparar los precios


Al anticipar las compras no sólo logramos esquivar ese inevitable alza en los precios que hemos comentado, sino que contaremos además con el tiempo suficiente para comparar precios en distintos establecimientos.

En esta tarea de comparación la red resultará un recurso inestimable y gratuito, que nos permitirá sin movernos de casa saber a ciencia cierta en qué establecimiento resulta más barato cada uno de los productos que necesitamos.

Afortunadamente tenemos a nuestra disposición un buen puñado de sitios web para este menester, como por ejemplo Carritus, además de diferentes aplicaciones para dispositivos móviles, como Surfpricer o Supertruper, en los que simplemente escaneando el código de barras se puede acceder a un completo listado precios.

No está de más tampoco pensar en la posibilidad de comprar online, así nos evitaremos las consabidas aglomeraciones, lo que nos permitirá también ahorrar tiempo, un bien en ocasiones tan valioso como el dinero. Si lo vamos a hacer así elegiremos aquellos establecimientos con envío gratuito, o en los que podamos recoger la compra una vez efectuada sin ningún tipo de recargo.

No hay que olvidar que a la hora de comprar debemos adquirir primero lo que se pueda almacenar fácilmente, como turrones, bebidas, y todo lo que se pueda congelar. Después compraremos lo perecedero que no soporten bien estos tratamientos.

Congelar sin miedo

En ocasiones no utilizamos lo suficiente este método de conservación por temor a no hacerlo bien, sin embargo merece la pena ponerlo en práctica ya que, como hemos visto, una compra anticipada nos puede suponer un ahorro importante.

Para no equivocarnos podemos consultar los libros de cocina que tengamos en casa, en los que siempre suele haber un apartado dedicado a la congelación, aunque en todos los casos, dispongamos o no de biblioteca culinaria, la red será de nuevo de gratuita e inestimable ayuda. En nuestro caso os aconsejamos el blog de nuestros compañeros de Directo al Paladar, la web líder en gastronomía, en el que encontraréis interesantes trucos y consejos sobre el proceso de congelación.

Hasta aquí nuestras cinco pautas para no gastar de más en las comidas navideñas, esperamos que os hayan resultado útiles e interesantes. Para completar este capítulo próximamente hablaremos también de menús de Navidad económicos y de cómo aprovechar esas sobras que, por mucho que nos empeñemos en evitar, siempre quedan en nuestras casas.

Fotos | Andrew Rennie, Markos Cosimi y De rama en rama en Flickr
En Ahorro Diario | Ahorro Navidad

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario