Síguenos

calculadora

Continuando con nuestra serie titulada Especial Ahorro Navidad, ahora llega el turno de la planificación fiscal, ya que con el ocaso del año, es muy recomendable definir nuestra estrategia para ahorrarnos el mayor dinero posible a la hora de construir nuestra liquidación del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) la próxima primavera.

Este año ha venido marcado una vez más por la crisis económica, y eso quiere decir escasez, lo que implica un mayor esfuerzo para planificar nuestros gastos, y como no, también en lo que respecta al asunto que hoy nos ocupa, la fiscalidad de los particulares.

La primera pregunta que posiblemente todos ustedes se estén haciendo en este momento es la siguiente:

¿Cuánto podemos ahorrar?


ahorros

Antes de nada comentar que la cantidad que podamos ahorrar dependerá directamente de nuestra situación personal, familiar, y de la cantidad de ingresos que recibamos por conceptos salariales, rendimientos del capital mobiliario u otros.

Dicho esto, un contribuyente medio puede conseguir ahorrar hasta 2.780 euros al año, pero también podríamos conseguir deducciones adicionales. Vayamos por conceptos, los focos de ahorro en los que nos podemos apoyar para ahorrar en este impuesto:

  • Hipoteca: aunque los contribuyentes que adquieran su vivienda a partir del primero de enero no tendrán derecho a deducción. Los que actualmente tienen una hipoteca sobre su vivienda habitual pueden deducirse ciertas cantidades, dependiendo de solamente nosotros nos deducimos por ella o nuestra pareja también. Siendo en el primer caso 9.040 euros, mientras que en el segundo 18.000 euros. Por tanto, si la suma de las cuotas pagadas a lo largo del ejercicio es menor a la cantidad anterior que proceda, podemos realizar una aportación extraordinaria para conseguir la máxima deducción
  • Obras y reformas en el hogar: si hemos realizado una mejora en casa, podemos deducirnos hasta 1.154 euros adicionales, por supuesto, presentando la factura original y el desglose de los conceptos que la integran, para así demostrar que tenemos derecho a deducción
  • Inversiones mobiliarias: en este epígrafe trataremos los rendimientos obtenidos en acciones, depósitos, y otros activos, siendo lo más conveniente compensando las pérdidas obtenidas con las ganancias, de tal modo, que la cantidad a pagar sea menor. Es importante recordar, que a partir del próximo año cambiará la legislación, de tal modo que las ganancias obtenidas en horizonte inferior al año, tributarán como rendimientos del trabajo y no del capital mobiliario

Adicionalmente, existen otras deducciones en las que nos podemos apoyar para pagar menos, tales como aportaciones a organizaciones sindicales, partidos políticos o causas sociales. Además de otras como el pago de cuotas de colegios profesionales, etcétera. Que tampoco debemos despreciar, ya que cuando se trata de ahorrar cualquier céntimo cuenta.

Imágenes | horiavarlan, marthax
En Ahorro diario | Especial Ahorro Navidad

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios