Especial ahorro navidad: ¿qué hacer si nos toca la lotería?

Síguenos

loteria

Continuando con nuestra serie titulada Especial Ahorro Navidad, ahora llega el turno la famosa lotería de navidad. Pues bien, aunque dicen las teorías mayas que justo el día de antes se va a acabar el mundo, vamos a hacer caso omiso a esta cuestión, y vamos a introducir algunas reflexiones para el hipotético caso de que sobrevivamos y de que nos toque la lotería.

Como premisa, este año y en comparación con los posteriores, nos encontramos con una novedad, el cambio de la normativa fiscal respecto a los premios de loterías del Estado, que a partir del próximo día 1 de enero se gravarán fiscalmente con un tipo de gravamen fijo del 20%.

La exposición la vamos a desarrollar en tres puntos: gasto en lotería, planificación patrimonial y reflexiones, vayamos a ello:

Gasto en lotería


manolita

España es un país que gasta mucho dinero en lotería, y aunque se aprecian ligeras variaciones en función de la región que se trate, puede suponer una gran cantidad de dinero para un presupuesto familiar en ‘crisis’. Aquí no les voy a decir si hay que comprar poca, mucha o ninguna, pero si invitarles a que reflexionen si en su economía personal es adecuado anteponer cierto gasto en lotería a otras cuestiones.

Dicho lo anterior, una vez decidido cuánto dinero queremos gastar, lo más recomendable sería fijarnos un presupuesto, para evitar que al ofrecernos constantemente lotería, gastemos más dinero que la cantidad prefijada de antemano.

Planificación patrimonial


Patrimonio

Que nos toque la lotería es muy complicado, pero aún así, es posible. Llegado el caso, tenemos que tener en cuenta que nuestra situación patrimonial variará de la noche a la mañana, y por ello, tenemos que tener la cabeza muy fría para no tomar decisiones incorrectas.

Por tanto, lo más razonable sería liquidar las deudas, especialmente aquellas que tienen un coste financiero mayor. Y con el sobrante, si lo hay, realizar un listado de opciones a realizar por orden de preferencia, y actuar en consecuencia.

Tal vez decidamos comprarnos un coche, una plaza de garaje, y hasta darnos un capricho. Pues bien, lo mejor no es dejarnos llevar por nuestra capacidad de gasto, sino por la sensatez, de tal modo que no paguemos mucho dinero por características que no nos van a aportar nada.

Reflexiones finales


Pensar

Una cuestión que es muy frecuente entre los afortunados de los premios de loterías, es el que denomino ‘efecto-reacción’ tras el premio, mediante el que muchos incrementan exponencialmente su nivel de gasto, acoplándose directamente al nuevo nivel de renta.

El problema vendría cuando trascurrido un tiempo, empezamos a fulminar el dinero obtenido sin compensarlo con ninguna actividad económica, de tal modo, que si cada vez sacamos más de nuestra hucha, cada vez tendremos menos dinero, por muy grande que sea. Así que más nos vale actuar con cabeza, y no dejarnos llevar por los impulsos desmedidos derivados de una situación económica sobrevenida.

Imágenes | alvy, N07, kodomut, loretahur
En Ahorro diario | Especial Ahorro Navidad

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios