Los consumidores españoles no apuestan por las hipotecas a tipo fijo

Síguenos

llaves2

La gran mayoría de las hipotecas que se firman en España se hacen a tipo de interés variable, lo que quiere decir, que a lo largo de la vida del préstamo los intereses van fluctuando en función de cómo lo haga el índice de referencia con el que se encuentre relacionado.

Actualmente disfrutamos de unos tipos de interés muy bajos, tanto que nunca se han conocido niveles parecidos desde que hay series históricas. Por tanto, siempre hay prestatarios que ante una evolución incierta de los tipos de interés, prefieran establecer un tipo de interés fijo a sus hipotecas, para así asegurarse que la cuota de su préstamos no excederá a una determinada cantidad.

A pesar de que a priori, esta alternativa debería tener mucha demanda, en la práctica no lo hace, por una cuestión muy sencilla, y esta es que mientras que a tipos variables la mayoría están pagando en una horquilla comprendida entre el 2% y el 3%, las entidades financieras que ofrecen hipotecas a tipo fijo lo hacen como mínimo al 5%. ¿Cómo quieren que estos productos ‘despeguen’ si nos encontramos un diferencial tan poco razonable?

Imagen | totoro_zine
En Ahorro Diario | Algunos pisos de la Sareb han subido su precio, ¿han tocado fondo?


Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario