No debemos mostrar fidelidad a ningún producto de inversión concreto

Síguenos

moneda2

Recientemente les expuse en estas páginas la polémica suscitada respecto a la limitación de la remuneración de los depósitos bancarios que en un principio quiso imponer el Banco de España, pero que finalmente quedó en agua de borrajas, pues bien, hoy vengo a contarles que en esta ‘guerra’ ha habido un cambio de fuerzas que ha llevado a que nos replanteemos en qué productos de inversión depositar nuestros ahorros.

Uno de estos movimientos es el mayor atractivo de los bonos españoles a corto plazo, que ostentan una rentabilidad superior a la que nos ofrecen los depósitos bancarios al uso, siendo mucho más interesantes que estos últimos, y además cuentan con un nivel de riesgo parecido.

En las últimas semanas la rentabilidad del bono a dos años se ha incrementado un 16%, alcanzando la cota de los 2,80 puntos, confirmando que se trata de una opción muy a tener en cuenta para planificar futuras inversiones en la medida en la que vayan venciendo las inversiones que mantenemos en este momento.

Imagen | rahego
Vía | Cinco días
En Ahorro Diario | ¿Puedo llegar a perder ‘todo el dinero’ invertido en acciones?


Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario