Tus hijos, enséñales a ahorrar con juegos divertidos

Síguenos

ahorro-ninos.jpg

Los niños en su mayoría no saben lo que es ahorrar, guardar hoy para tener mañana no se ha dado mucho en los últimos años en muchas familias. A tus hijos enséñales a ahorrar con juegos divertidos, lo que aprendan hoy no lo olvidaran el día de mañana.

Acostumbrados a tener un poco de todo, a costa incluso de pagar los padres caprichos con tarjeta de crédito o directamente financiar reyes y comuniones, ha hecho que hayan llegado a esto de la crisis sin saber por que ahora no lo pueden tener todo y ¡ahora!.

Desde el otro lado del charco nos ponen ejemplos de cómo hacerles comprender sin dejar de jugar, por que son niños, ellos no entienden de euribor, ni de intereses. Pondré ejemplos de aquí (con vuestro permiso).

  • Juego de la pasta y el súper tomate. Te dan una pauta importante para saber diferenciar de lo básico a lo que no lo es. Comer pasta o cualquier otra comida necesaria es importante, sin embargo toda la parafernalia que nos meten por lo ojos es secundaria. El súper tomate con toda clase de vitaminas, el queso de por encima, el gratinado al horno, la pasta con forma de muñequitos, etc. Lo padres de pequeños se han comido los macarrones con tomate y nos hemos criado de maravilla.

Hacer entender esto a los niños no es difícil si les pones ejemplos fáciles, las pastas son necesarias (calzado, ropa, libros de texto) y el súper tomate (caprichos, huevos de chocolate, ropa con su súper héroe) no lo es.

Os pongo un ejemplo mío, el otro día mi hijo en un puesto del mercado me pidió un avión (de dudosa calidad) con bolitas de anís dentro, costaba 2,50 euros. Le dije que si se lo compraba sus hermanas mayores no tendrían para nada. Le costó entender (mis hijas me ayudaron bastante), pero al final se repartieron los 2,50 euros en gominolas. Un apunte, si no cede no pasa nada, como decía mi abuela llorando se abren los pulmones.

  • El juego del semáforo. Todos lo niños desde pequeñitos deberían saber lo que son los colores de los semáforos, verde (pase), ámbar (cuidado) y rojo (no pasar). Si lo aplicamos jugando con los anuncios de la tele y con las pautas del juego anterior se puede convertir en un juego muy divertido para ver en familia. Así la publicidad no se nos hará tan cuesta arriba.

Imagen | tonyhall
Vía | Univisión
En Peques y más | Aprendiendo a ahorrar, Crisis económica, ¿qué les decimos a los niños?
En Ahorro diario | Asignatura obligada: los jóvenes y los niños deben aprender a ahorrar, El juguete más barato del mundo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios