Sigue a

coche

A lo largo des estos últimos días de este mes de enero no dejamos de escuchar las nuevas medidas de reactivación económica que pretende poner en marcha el Gobierno para ayudar a la recuperación de nuestro país en este 2013 que acabamos de empezar. Una de ellas es una prórroga mejorada del Plan PIVE (Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente), que se puso en marcha en octubre de 2012 y se agotó este mes se enero. Se pondrá en marcha también otro plan, el PIMA-AIRE, dirigido a los vehículos comerciales, a las furgonetas en concreto.

Recordemos que el Plan PIVE fue un programa de ayuda a la compra de vehículos eficientes presentado por el Gobierno, con el objetivo de la sustitución de unos 75.000 turismos y comerciales ligeros por otros menos contaminantes. La ayuda es de 2.000 euros, la mitad facilitada por el Estado y la otra por las propias marcas. Para poder beneficiarse, uno de los requisitos es entregar un turismo con doce o más años de antigüedad o un vehículo comercial con diez años o más.

Se trata, como decimos y explicamos en su momento, de una subvención de 2.000 euros por la adquisición de un automóvil que sea eléctrico, catalogado A o B de eficiencia energética por el Idae o que use un combustible alternativo. El precio máximo de compra fijado hasta ahora, que era de 25.000 euros, se suprime. Y otra de las novedades es que el Plan PIVE se prorrogará con una dotación de 150 millones de euros, el doble. Además, se disminuirá la antigüedad requerida de los coches.

Imagen | Gonmi
Vía | ABC
En Ahorro diario | ¿Ahorraremos con los próximos cambios en la velocidad en las carreteras?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario