7 trucos definitivos para comprar tu billete de avión más barato siempre

Sigue a Ahorro diario

Origami parapente

Es la eterna obsesión de cualquier viajero: encontrar siempre la mejor oferta en sus vuelos. Y a mí, cuando se me juntan las dos temáticas que más me apasionan, volar y ahorrar, me supone un desafío el explicar a mis amigos y familiares mis trucos para encontrar el billete más barato posible.

Ante todo, lo que recomiendo es tener paciencia, ser lo más flexible en fechas que se pueda, y leer siempre la letra pequeña de todos los contratos que se establezcan entre la compañía de transporte y el usuario. En los Términos y Condiciones de cada compañía, están obligados a mencionar todos y cada uno de los cargos suplementarios a los que podríamos estar sujetos.

Por tanto, ahí van los 7 trucos para conseguir el vuelo más barato posible siempre.

1. Utiliza un buscador de vuelos, no una agencia de viajes online

Las agencias online van a comision. Edreams, Rumbo, Atrapalo, Lastminute, etc., aunque publiciten lo contrario, nunca son la opción más barata. La opción más barata es siempre reservar en la web de la propia compañía aérea. Lógico por otra parte, porque de lo contrario, la agencia online estaría vendiendo a pérdidas por debajo de su precio de compra, algo imposible.

En muchas ocasiones, las agencias online no informan adecuadamente de los Terminos y Condiciones de cada compañía, no indicando (a pesar de estar obligados a ello igual que las aerolíneas) los posibles cargos opcionales o suplementarios a los que pudieramos estar sujetos.

Mi buscador preferido de vuelos, sin lugar a dudas, es Skyscanner. No solo por su fácil manejo, sino porque te busca todas las combinaciones posibles, ya sean vuelos directos o haciendo escalas.

También te ordena las búsquedas por precio, e incluso puedes hacer las búsquedas por ciudad, no necesariamente por aeropuerto, muy interesante si lo que quieres es ir, por ejemplo, a Londres. En este caso, te buscaría todos los enlaces posibles desde tu ciudad de origen a cualquier aeropuerto de Londres (Luton, Stansted, Gatwick, Heathrow, London City…), algo muy útil ya que la búsqueda siempre incluirá aeropuertos secundarios desde los que operan las low cost.

Además, la ventaja de un buscador es que la compra la realizas directamente en la página web de la compañía aérea, no en el buscador, por lo que antes de finalizar la compra siempre accederás a los Términos y Condiciones de la compañía aérea.

2. Intenta comprar tus vuelos con un mínimo de 10-15 días de adelanto

Siempre se recomienda comprar lo más anticipado posible. Y esto, a pesar de ser un muy buen consejo en la mayoría de las ocasiones, no deja de ser un riesgo. No todo el mundo sabe con 6 meses de antelación si va a poder disfrutar de vacaciones o si hay disponibilidad de buenas ofertas de alojamiento en el destino que elijamos.

Por tanto, el periodo medio más equilibrado entre conseguir un buen precio por compra anticipada y las ofertas de último minuto es hacer la compra dos o tres semanas antes del vuelo.

Y no te engañes a tí mismo. Cuando digo “ofertas de último minuto” no estoy hablando de los últimos días. En esos últimos días las compañías aéreas suelen aumentar los precios precisamente porque saben que quien tenga una urgencia para viajar, pagará lo que sea. Las ofertas de último minuto existen cuando los aviones no han llegado a vender ni la mitad de sus plazas. Es entonces cuando se pueden encontrar auténticos chollos.

3. Procura que los días de salida o regreso no coincidan con fines de semana

De hecho, si puedes evitar los viernes y los domingos, mejor aún. Si, ya sé que son los días que más probabilidad tienes para poder iniciar tus vacaciones. Pero como tú está el resto de la población. Es decir, que la demanda es mayor en esos días, y por tanto, sencillamente, las aerolíneas no realizan ofertas donde saben que tienen venta segura.

Evitar los fines y los principios de semana es algo vital. En esos días se conjugan turismo vacacional y viajes de negocios, así como de estudiantes que van o vuelven de la universidad. Los mejores días, los martes, miércoles y jueves.

4. Evita los principios, los mediados y los finales de mes

Los días 1-4, 12-16 y 27-30 son los días que suelen ser más caros los billetes de avión, por la misma razón que los vuelos en fines de semana: es cuando mayor demanda existe, al coincidir esas fechas con el principio o fin de las vacaciones para la mayoría de la gente.

5. Si has de hacer un viaje de largo recorrido, compra desde Madrid o desde Barcelona

Aunque a tí te sea muy cómodo el no hacer esperas en el aeropuerto, o el facturar la maleta hasta destino final, reservar desde un aeropuerto secundario a la hora de hacer un vuelo de largo recorrido es siempre más caro que hacerlo por tramos.

Es decir, si no utilizas un buscador, y quieres comprar directamente tú en las páginas web de las aerolíneas, deberás hacerlo preferentemente por tramos de compra. Por ejemplo, Ibiza-Buenos Aires, mejor realizar la compra Ibiza-Madrid, Madrid-Buenos Aires, que hacerla directamente Ibiza-Buenos Aires.

6. Apúntate a las Newsletter de cada compañia para recibir las ofertas en tu email

Esto en vez de una recomendación debería ser una norma para los usuarios de low cost, ya que a través de las newsletters siempre sabrás cuando surgen ofertas a muy bajo precio.

No cuesta nada, es gratuito, y en ocasiones te envían códigos de descuento promocional adicionales.

Además, yo recomiendo pasarse por las páginas habitualmente cada uno o dos días. Las ofertas de Ryanair, por ejemplo, suelen actualizarse cada 2 o tres días, y el día que lo hacen, suele ser sobre las 10-11 de la noche.

7. Lee escrupulosamente los términos y condiciones de cada compañía

Esta recomendación debería ser de perogrullo. Si queremos evitarnos sorpresas en forma de cargos adicionales inesperados, nuestra obligación (si, obligación, que no solo son derechos los que tenemos como usuarios, y a veces lo olvidamos) es leernos los Terminos y Condiciones del contrato de transporte que suscribimos con la compañía.

Limitaciones de número de bultos en cabina, peso de nuestro equipaje, tarjetas de embarque, facturación online, documentación de viaje… Todas esas pequeñas formas de sacarnos dineros extra que tienen las compañías aéreas cuando no nos leemos los términos del contrato de transporte.

Imagen | Jon Tucker
En Ahorro diario | ¿Cómo pagar vuelos de Ryanair sin la comisión de la tarjeta de crédito?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios