Síguenos

Venteprivée

Los outlets son otra popular forma de ahorrar comprando por internet. En ellos las grandes marcas venden artículos de otras temporadas a precios realmente excelentes, muy por debajo de lo que cuestan en plena vigencia. Además de productos fuera de temporada también se venden restos de stock, con descuentos que suelen rondar una media del 50% sobre el precio original.

Sin embargo, el funcionamiento es un tanto peculiar, por lo que el nombre de outlet no los define del todo. También se les conoce como clubes de compra: de hecho, en varios de ellos hay que conocer a un “socio” o “padrino” para poder entrar por primera vez.

Esta restricción, que en su origen era mucho más taxativa, es ahora muy fácil de evitar y prácticamente cualquier usuario puede pertenecer a ellos. En muchos de ellos también se puede pedir invitación y, generalmente, esta no tarda en llegar.

La cantidad que se puede ahorrar es considerable en todos ellos, aunque los outlets/clubes de compra funcionan muchas veces a base de incitar la compra impulsiva. Por ejemplo, es habitual que productos de determinadas marcas sólo aparezcan en unas fechas concretas e incluso se han podido ver ofertas que sólo eran válidas si el usuario entraba a la página a una hora determinada.

Gracias a esta estrategia, los outlets consiguen mantener a su usuario en una actitud de “siempre alerta” y también de “siempre preparado para un compra imprevista“. Ya os hemos comentado aquí que esa manera de comprar sin idea previa puede llegar a ser muy perjudicial para nuestra idea de ahorrar. La mesura, la planificación y el consumo inteligente deben ser nuestras máximas si entramos a formar parte de estos outlets.

Lo que está claro es que gracias a los clubes de compra y a sus atractivos descuentos se ha fomentado el uso del comercio electrónico en un país como España, donde se sigue viendo con cierto recelo el uso de los números de la tarjeta de crédito en internet. Hay que perder el miedo: nunca he tenido ningún problema en los años que llevo comprando online y da gusto su servicio al cliente y el manejo de reclamaciones .

En España, uno de los líderes del sector es Privalia. Fundado en 2006, no requiere invitación para entrar (la casilla “email de tu padrino” no es obligatoria) y tiene una rotación muy alta de ofertas y marcas. Gente como Guess, Disney, Miss Sixty, Cacharel o Pablo Paniker ponen sus productos en Privalia.

Buyvip es otro de los grandes. Cuenta con una inversión muy potente de grupos internacionales y se fundo en el mismo año que Privalia. Al contrario que en éste, en Buyvip sí se requiere invitación. Otra propuesta alternativa y también con invitación es VipVenta, cuyo lema (“estilo y distinción para clientes exclusivos”) deja muy claro por dónde van los tiros.

Hay muchos más outlets y siguen naciendo cada año, pero no podemos cerrar el post sin citar al gran responsable de su popularidad, Ventée-Privée. Fundado en 2001 en Francia por Jacques Antoine Granjon, su éxito es el que ha permitido el nacimiento de otros clubes privados de compra.

Su fama se cimentó en su país natal, aunque no hace mucho decidió dar el salto internacional, llevándose consigo una fórmula de éxito abrumadora: su stock de marcas y su rotación de ofertas es sencillamente gigantesca.

Ventée-Privée ha sabido crear dependencia entre sus usuarios: son habituales las ofertas que aparecen poco antes de que vayan a expirar y hay todo tipo de ganchos para fomentar la compra impulsiva. Se accede mediante invitación de un padrino (es decir, poner su email), pero una búsqueda rápida en Google os permitirá encontrar direcciones que abren el acceso a la página.

Más en Ahorro Diario | Ahorrar con internet: Comparadores de precios

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios