Síguenos

oficina del consumidor

El otro día hablábamos de que deberíamos reclamar nuestros derechos cuando al adquirir un producto o contratar las prestación de un servicio surge algún problema. Hoy veremos las formas de reclamación que existen para que sea más fácil solucionar nuestros problemas como consumidores.

En primer lugar, deberíamos informarnos de los derechos que tenemos y después deberíamos exponer las quejas y nuestras peticiones ante el establecimiento donde se adquirió el producto o ante quien prestó el servicio para intentar llegar a un acuerdo amistoso.

Si no conseguimos el acuerdo, conviene reiterar la reclamación por escrito y tenemos las siguiente opciones para intentar resolver el problema:


    1. Resolver el conflicto mediante la mediación de la Administración.

    2. Acudir al sistema arbitral de consumo.

    3. Acudir a los Tribunales de Justicia.

Cada opción la podemos ejercer por nuestra cuenta o con la ayuda de la Asociación de personas consumidores y usuarias, que por su conocimiento y experiencia, siempre nos serán de gran utilidad en nuestras reclamaciones.

En cualquiera de los casos, conviene realizar las reclamaciones en el plazo más breve posible desde el momento que haya ocurrido el hecho que da a lugar a la queja.

Imagen | Diario Rincon
En Ahorro Diario | Reclamar nuestros derechos como consumidor

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios