Síguenos

contador

Las compañías eléctricas empezaron a utilizar la práctica del consumo estimado en el año 2009, despertando muchas quejas entre los usuarios de la electricidad, al recibir en muchas ocasiones facturas, que aunque posteriormente se ajustaban, con importes muy elevados, causándoles un perjuicio económico.

Por suerte, las miles de reclamaciones que se gestionaron ha dado sus frutos, hasta el punto de introducir ciertos cambios en el mercado de la electricidad, entre los que se destacan tal y como recoge la OCU:

la posibilidad de que los clientes puedan recuperar la facturación estimada mensual, que les permite distribuir en dos meses el impacto de la factura, y la posibilidad de contratar una cuota fija mensual con regularización anual, que hasta ahora estaba vetada para los clientes con la tarifa de último recurso (TUR).

De este modo, los usuarios de la electricidad podrán repartir de manera homogénea y objetiva el coste de su consumo en dos meses, evitando los muchos sobresaltos que se han llevado este tiempo atrás, acabando de manera radical con uno de los abusos más importantes de este mercado en los últimos años.

Imagen | lablasco
Vía | OCU
En Ahorro Diario | El consumo colaborativo como salida a la crisis


Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios