Ahorra energía eléctrica aprovechando la luz natural

Síguenos

ventanas

¿Cuántos de nosotros encendemos la luz de la habitación nada más despertarnos en vez de levantar la persiana y abrir las cortinas? Mal hecho, hay que aprovechar la luz natural. Un simple gesto como abrir las persianas nada más levantarnos nos permitirá ahorrar en la factura de la luz.

Otras pequeñas costumbres que nos pueden ayudar a reducir el consumo de energía eléctrica son las siguientes: intentar mantener abiertas persianas y cortinas mientras haya luz solar suficiente, encender la luz sólo cuando sea estrictamente necesario, apagarla cuando no haya nadie en las habitaciones, etc. Parece fácil, pero hay que convertir estos comportamientos en hábitos diarios.

Si pintamos la casa, es mejor elegir colores claros (blancos, cremas o tonos pastel) para pintar techos y paredes, aumentarán la luminosidad de la casa.

También es muy importante la elección de las cortinas. Si son tupidas, absorberán demasiada luz exterior. Es mejor optar por telas traslúcidas y ligeras que permitan llegar al interior de la casa los rayos solares.

Igualmente, la elección de la ubicación de la casa influye mucho en el consumo eléctrico, tanto por el gasto en luz eléctrica como por el gasto en calefacción. Evidentemente, el gasto será menor si la casa tiene orientación sur, si da por completo al exterior, y si no está rodeada de edificios altos.

Foto | Flickr de Cortinashogardeco
En Ahorro Diario | Como reducir la factura de la luz, Persianas por el día, luz por la noche

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios