Asignatura obligada: los jóvenes y los niños deben aprender a ahorrar

Sigue a

huchas.jpg

No me refiero a que sea una asignatura obligada que se deba aprender en la escuela, lo primero es aprenderla en casa. Si los padres y tutores enseñamos a los jóvenes y a los niños a ahorrar les enseñamos a valorar más lo que tienen y a saber cómo conseguir lo que quieren. Unos cuantos trucos usados desde que son pequeños les será de gran ayuda cuando sean mayores.

  • Cuando nos acompañen a la compra podemos decirles el dinero que llevamos, cada vez que intenten echar algún capricho al carro sacamos algo de primera necesidad y les explicamos la consecuencias de no llevar jabón a casa, que no se puede “todo”.
  • Decirles de manera fácil que es un presupuesto, la lista del material escolar es un buen ejemplo, buscamos precios y que vean como se puede ahorrar comprando las mismas cosas en distintos sitios.

  • Si te piden dinero cóbrales un pequeño interés (negativo para ellos) a cambio, no hace falta que sea dinero, pero aprenderán a saber que lo que quieren cuesta. Por el contrario si les dices que sus ahorros los guardamos durante un cierto tiempo y que después se lo abonamos con intereses (positivo para ellos), aprenderán en que consiste lo que tanto escuchan en la vida diaria.
  • Si colaboran en casa (que deben) en las tareas cotidianas no debemos pagarles nunca, si acaso un trabajillo extra podrá tener algún tipo de recompensa.
  • La paga puede ser semanal o mensual, explicarle que si se la gasta en pocos días no habrá más, pero cúmplelo, las nóminas solos se pagan una vez al mes ¿no?.

Una manera fácil de que entiendan lo que es el beneficio del ahorro y lo negativo del derroche.

Imagen | José Mazcona en Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios