Consejos para no desperdiciar nada de nuestra despensa

Síguenos

Nevera

Tengo la suerte de haber vivido en varios países y una cosa que he visto en los hábitos de los consumidores españoles es que hacemos compras mucho más grandes que el resto de europeos que tienden a hacer varias compras a lo largo de la semana con lo que necesitan para el día y poco más. No entro en cual de las dos formas me gusten más o menos, o cual me parezca más optima.

Más allá de todo eso quiero hablar de un problema derivado de hacer compras tan másivas y es que muchas veces se nos pone mala comida y terminamos tirando. Para ello os voy a dar una serie de consejos que llevar a cabo:

  • Siempre que abráis algún envase os recomiendo poner una pegatina con la fecha de cuando lo abristéis. Por ejemplo sabéis que la leche nos conveniente consumirla después de 3 o 4 días abierta, así podréis seguirle la pista. Lo mismo con cosas que duren más como alguna salsa que no sea conveniente tomarla después de por ejemplo 3 meses abierta. Con esto conseguiremos no tirar salsas a veces porque no sabemos el tiempo que tiene y por tanto desconfiar de ella. Además así podremos acabar con esas cosas que vemos por la etiqueta que están al limite de su expiración.
  • Por un lado os recomiendo hacer revisiones periodicas de vuestra nevera, al menos una semanal que sea bastante profunda. Es decir, sacamos todas las cosas de la nevera o prácticamente todo. En esta revisión tiraremos las cosas que se han puesto malas, de nada sirve seguir manteniendolas, presumiblemente serán pocas gracias a estas revisiones periodicas.
  • Esta misma revisión debemos hacerla también en nuestra despensa, quizá una vez al mes o así, ya que aquí las cosas suelen ser menos perecederas, pero el espiritu debe ser el mismo que en la revisión de la nevera.
  • Por último un consejo un poco más radical, que a mi me sirve pero tendréis que valorar si a vosotros os va bien. Se trata de cada cierto tiempo (cada 4 o 6 meses) vaciar casi totalmente la despensa, como si os fueráis de la casa. No se trata de terminar con latas y cosas que no caduquen hasta dentro de 5 años, pero si cosas que pueden terminar caducando. Con esto conseguiremos consumir productos que estaban condenadas al fondo de nuestra despensa y terminar ahí pudriéndose. Además con esto veremos que hay alimentos que por mucho que nos parezcan apetecibles a la hora de comprarlos, terminándolos olvidándolos, por lo que nos dará pistas sobre que cosas no comprar.

Personalmente manteniendo estas rutinas sobre mi nevera y despensa consigo reducir casi a cero las cosas que tiro a la basura, espero que os hayan servido. ¿Y vosotros, que truquitos usais?

Fotografía | LizaWasHere

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios