Cuida tanto de tu caldera como de tu bolsillo

Síguenos

calefaccion.jpg

Estos días ya empezamos a tener nuestros sistemas de calefacción ‘a tope’, pero muchas veces no caemos en la cuenta de la necesidad de tener a punto el equipo para prologar su durabilidad y optimizar el consumo.

Si es nuestro el caso de poseer un sistema de radiadores con caldera individual, conviene tener en cuenta unos prácticos consejos para que nuestra instalación haga el trabajo para el cuál se diseñó. Por ello, de forma periódica y sobretodo en este momento, después de no haber utilizado el equipo desde hace muchos meses, conviene recordar la necesidad de realizar dos importantes tareas de mantenimiento:

  • Comprobación de que en nuestro circuito de calefacción no haya aire, ¿cómo lo podemos hacer? Pues es una tarea que no comporta ninguna dificultad, en la que apoyándonos de un pequeño vaso de agua, para no manchar las paredes, drenamos presión de los radiadores
  • Por otro lado, debemos comprobar la presión, la cuál debe estar en torno a 1 bar, purgando nuevamente si la presión es superior a este nivel, o introduciendo nuevamente agua en el circuito mediante el accionamiento de la llave de color blanco que hay en la caldera, hasta que la presión alcance nuevamente el valor indicado.

Estas dos tareas pueden resultar muy obvias, pero con su correcto mantenimiento prolongaremos su vida útil, evitando averías innecesarias, a la par de optimizar el uso del equipo de calefacción globalmente.

Imagen | daidaros
En Ahorro Diario | Tener la casa a punto ante la llegada del frío, calefacción con radiadores

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios