Sigue a

casa.jpg

A pesar de que muchos ven la contratación de un seguro de hogar como un mero gasto familiar más, no caemos en que puede comportar una gran inversión. Que nos reportará tranquilidad y el tener que afrontar mayores gastos en un futuro.

Ciertamente, existen pocas probabilidades de que ‘estallen’ nuestras tuberías, de que seamos objeto de una visita de los cacos, de que se produza un incendio, etcétera. Pero si se produce un evento de este tipo incurririamos en un elevado coste, además de reportarnos largos y tediosos costes administrativos.

Pensemos por ejemplo, en el caso de un robo. Si no tenemos un seguro de hogar, además de hacer todos los trámites administrativos, perderíamos directamente el valor de los objetos sustraídos, mientras que si tenemos una póliza de hogar sólo tenemos que preocuparnos de realizar la correspondiente denuncia.

Muchas veces es mejor dejar de hacer cálculos probabilísticos, y pensar en el elevado coste que estos tienen. Es innegable que el disfrutar de esta ‘protección’ no es gratuito, y que anualmente tendremos que satisfacer el importe de la prima a la aseguradora, pero en ninguno de los casos es algo de lo que debamos prescindir, con independencia de que investiguemos el mercado para obtener las mejores coberturas al menor coste.

Imagen | tainara
En Ahorro Diario | La mayoría de los españoles prefiere ahorrar antes que gastar

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios