Síguenos

carne

Desde que llegó la crisis económica, los españoles y españolas hemos ido modificando ciertos hábitos de consumo para lograr ahorrar un poco en todos nuestros gastos, hasta el punto de que hemos llegado a modificar ciertos alimentos dentro de nuestra cesta de la compra, con el objetivo de alimentarnos adecuadamente pero a un precio algo más barato.

Buena muestra de ello, es el del consumo de carne, un alimento importante en nuestra dieta y para el que existen mucha tradición de índole culinaria que nos ha marcado tradicionalmente. Esta demanda, tal y como se indica en este artículo, ha venido motivada en función del tipo de ganado que se cría en la zona dónde residimos, de las recetas populares, o simplemente de la costrumbre en la elaboración de platos que se han ido manteniendo generación tras generación.

Por esta razón, hemos ido apreciando que cada vez hay más españoles que han cambiado la ternera por el cerdo, el equino, el conejo o el pollo, es decir, por carnes con propiedades parecidas, pero que hemos ido tanteando para ahorrarnos unos euros en la cesta de la compra. Claro está que no todo el mundo lo ha hecho, porque para algunos consumidores el factor cultural sigue siendo muy importante, pero lo que es una realidad es que cada vez son más los que por necesidad o por la implementación de una cocina cada vez más internacional, están dispuestos a cambiar sus patrones de consumo originales.

Imagen | jlastras
Vía | El Mundo
En Ahorro Diario | Los españoles ya compran menos comida por el efecto crisis


Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios