Malos hábitos (II): ¡lo que me pude haber ahorrado!

Síguenos

2170951595_f32d38bc4d_b.jpg

Si el otro dia os poniamos por aquí un ranking de cinco gastos que se nos van de las manos sin apenas darnos cuenta y que a la larga terminan por pasarnos factura, hoy queremos continuarlo con otros cinco, que seguro que os vienen a la cabeza a mas de uno.

En el anterior post nos habeis recomendado unos cuantos y tambien nos habeis dado vuestra opinion acerca de los anteriores. Encontré desacuerdos en el tema de estética y a la mayoría de vosotros os parece bien la idea de usar menos el coche y más el transporte público.

A ver que os parecen estos otros, que seguramente no serán igual de importantes en unas personas y en otras, dependerá mucho de los hábitos de vida de cada uno.

Si vas de cena, no abuses de las propinas. A ver, que no estoy diciendo con ello que no dejes propinas, de vez en cuando está bien hacerlo, pero si haces un calculo de lo que puedes llegar a gastarte si sales a cenar o tapear una vez o dos a la semana, pues… no compensa demasiado y tampoco estas en la obligacion de tener que dejarlas siempre, ¡recuérdalo!

Ese café, ese refresco o esa botella de agua en el trabajo que compras en la máquina, viene siendo un euro al día o incluso un poquito más. No olvides que siempre es recomendable llevarte algo de casa. Compra botellas de agua de 8 litros y rellena la tuya, ¡la diferencia es abismal! Puedes llegar a ahorrarte hasta 250 euros al año.

3382977725_519a106d2a_b.jpg

En el tema periódicos o revistas (semanales o diarios), que ya tenía pensado ponerlo, hay opiniones diversas. Yo opto por no comprarlos y leer las noticias por internet o en una cafetería, a la que seguro que acabaremos entrando igual a media tarde seamos sinceros.

Y si vas al cine, todo lo que te gastas además de la entrada (que ya de por sí es carísima) puedes disminuirlo considerablemente si lo compras fuera y no en la tienda de palomitas de dentro, donde los precios suelen ser altísimos. Esto creo que ya no hace falta que os lo diga, pero es que a veces se nos olvida y luego nos llevamos el disgusto.

Ya por último, un mal hábito que además daña el medio ambiente. A veces tenemos un grifo o una cisterna que gotean y dejamos pasar los días sin arreglarla. Piensa que aunque tengas que pagar un fontanero, si lo dejas así acabarás acusándolo al final del año, por no decir que estamos gastando agua de una manera innecesaria.

¿Alguna sugerencia más? También está lo de no dejar las compras para última hora, y mucho menos las reservas de viajes.

Imagen | andres_colmen, mfobrien
En Ahorro diario | Malos hábitos (I): ¡lo que me pude haber ahorrado!

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios