Paga tus deudas, pero siempre el último día

Síguenos

aplaza tus impuestos


El español es una persona de costumbres e ideas fijas. La mayoría somos reacios a cambiar los hábitos adquiridos en el tiempo, entre ellos la forma de pagar nuestras deudas.

Todos tenemos que realizar pagos de diversa índole, desde la compra del pan, a nuestros impuestos. Pues bien, siempre que nos sea posible, pagaremos todo lo que debamos, pero siempre el último día que se nos ofrezca como posible.

Prueba de esta negativa a cambiar nuestras costumbres, tenemos por ejemplo a los ciudadanos de Marbella, que sólo un 3% ha solicitado fraccionar el pago de sus impuestos municipales en nueve recibos.

Además, tenemos que utilizar cualquier ventaja adicional que nos ofrezcan a coste cero,, como la iniciativa que han puesto en marcha muchos ayuntamientos para fraccionar en varios pagos los impuestos de cirulación de vehículos o el impuesto de bienes inmuebles.

Además de los enumerados, en el caso que nuestra declaración de la renta sea a pagar, siempre fraccionaremos el pago, de tal forma que pagaremos el 60% el 30 de junio y el 40% restante el 5 de noviembre. ¿Dónde está el ahorro?

Pues si tengo este dinero en mi cuenta, puedo evitar descubiertos teóricos, generar algunos intereses más y jugar al fín y al cabo con mi dinero. Un buen ahorro es una planificación financiera, en donde esta práctica es básica para ello.

Vía | Diario Sur
Imagen | A3R
En Ahorro Diario | No pagues comisiones de descubierto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios