Sigue a Ahorro diario

muebles Ikea

La compra de la primera vivienda generalmente viene de la mano de desastrosas decisiones financieras. La más común suele ser adquirir los muebles que más nos gustan, sin apenas tener miramientos por su precio.

La consecuencia directa es incluir los muebles en la hipoteca o pedir un préstamo para pagarlos en cómodos plazos a veces bajo la promesa de un falsa “financiación sin intereses” que obviamente, ya vienen incluidos en el precio. Pagaremos intereses por nuestro capricho.

La consecuencia indirecta es que mensualmente estaremos destinando una cierta cantidad al pago de dicho crédito, lo que impedirá que podamos destinar esas mismas cantidades para amortizar hipoteca. Estaremos pagando intereses por partida doble.

¿Qué alternativas hay? La que yo os voy a proponer es una opción extrema que tal vez no sea la más apropiada para algunos, pero es la mejor desde el punto de vista del ahorro que cada cual tendrá que calibrar según a lo que esté dispuesto.

Echando un vistazo rápido a la web del Ikea, y optando por los muebles más económicos y básicos (según mi criterio) para poder entrar a vivir en nuestra nueva vivienda no hay necesidad de gastar más de 300 euros:

Tal vez estos muebles de Ikea no sean precisamente los mejores en cuanto a calidad, pero si se cuidan bien pueden durar como los que más. La excusa de “lo barato sale caro” es eso, una excusa. Y lo mismo podemos extrapolar al resto de gastos: la mayoría pueden esperar o bien hay opciones más económicas.

Foto | Ikea
En Ahorro diario | Burro grande, ande o no ande

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios