La crisis también se nota en las aportaciones que realizamos a planes de pensiones

Sigue a

Hucha1

Los planes de pensiones y otras formas de previsión social complementaria son importantes vehículos de acumulación de ahorro para el momento de nuestra jubilación, que sumado a la ventaja de contar con importantes bonificaciones fiscales, hace que muchos ahorradores se planteen abrir uno cuando cumplen cierta edad.

Con la llegada de la crisis económica, es obvio que cada vez es más complicado ahorrar al cabo del año, lo que ha complicado las aportaciones que realizamos a este tipo de productos financieros, tal y como demuestra el último informe anual de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), que ha determinado que el incremento neto del saldo global de los particulares españoles fue de tan solo de 58 millones de euros.

El principal motivo, además de la escasa capacidad de ahorro, es que muchos partícipes optaron por rescates anticipados, al amparo del cambio normativo que promovió el gobierno de Rodríguez Zapatero, para que los parados de larga duración pudieran disponer de sus derechos consolidados (saldo vivo) sin penalización alguna, con anterioridad a la edad legal de jubilación (65 años).

En los próximos años, se presume que los planes de pensiones evolucionen de forma parecida a como la han hecho este año, porque las necesidades de liquidez en las familias son cada vez más abultadas, y no se prevé que mejore la capacidad de ahorro de los españoles, al menos en el corto plazo.

Imagen | fdctsevilla
Vía | El país
En Ahorro Diario | La disyuntiva de este año: ¿aportar al plan de pensiones o primar la liquidez?


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario