Car2go, o cómo disponer de un Smart por 19 céntimos

Síguenos

Smarts

Uno de los puntos que conviene evaluar antes de meterse en el gasto que supone mantener un vehículo es si nos compensará su adquisición. A menudo surge la cuestión y la respuesta parece inapelable: “Es que yo necesito el coche”. Vale, nadie lo niega, pero… ¿necesitas tener un coche?

El grupo automovilístico Daimler ha tomado la necesidad de movilidad como punto de partida de un proyecto interesante, que de momento se encuentra en periodo de pruebas en Ulm (Alemania) y que promete convertirse en la alternativa motorizada a las redes de bicicletas de alquiler que comienzan a despuntar en algunas ciudades. El nombre de este servicio es sonoro y descriptivo: car2go. Cosas del marketing.

Car2go pone en alquiler 50 unidades de vehículos de la marca Smart de forma que el cliente pueda utilizar el coche y dejarlo en cualquier punto de la ciudad por 19 céntimos al minuto, a cualquier hora del día. El alquiler de estos coches funciona con o sin reserva previa, dependiendo de las necesidades de cada usuario.

Pongamos que viajas a Ulm y que te interesa desplazarte en coche por aquella ciudad. El procedimiento es simple: te registras como usuario y la agencia de alquileres car2go te entrega un código electrónico con el que abrir el Smart. Lo usas, lo dejas donde mejor te convenga y pagas por el tiempo empleado. Si prefieres reservar el coche, debes hacerlo como mucho el día antes y la agencia te envía un SMS con la ubicación actual del vehículo, para que no te vuelvas loco buscándolo.

De entrada, te ahorras todo lo que supone tener en posesión un vehículo, y que deja de amortizarse cuando el coche en cuestión está parado, a saber:

  • Coste del vehículo en sí mismo
  • Gasto del parking donde guardarlo
  • Gastos de mantenimiento y reparación de averías
  • Importe del Impuesto de Circulación
  • Importe de la prima del seguro
  • Importe de la Inspección Técnica de Vehículos

¿Dónde está la contrapartida? En los 11,40 euros que cuesta mover el coche durante una hora, sin contar con el consumo de carburante, los parkings o las posibles multas. De todas formas, si el uso que le das al automóvil es esporádico o para realizar gestiones puntuales en la ciudad, esta idea puede ser una buena alternativa a la compra de un vehículo.

Actualización:

Nos cuentan desde EEUU que allí funciona ya un servicio parecido llamado zipcar. Por 9 dólares a la hora te proporcionan coche, seguro y gasolina. Nos comentan que es una buena alternativa en ciudades donde “es imposible tener coche” (sic).

Gracias, ttunttuna, por el chivatazo.

Vía | Europa Press
Foto | Flickr (schoschie)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios